Deportes

destinos | A tres días de las PASO, el dólar abre estable a $46,80

Miami, Estados Unidos, Venezuela, Caracas
Viacom Sees Q3 Profit Rise As Advertising Emerges From Long Slump

La bolsa de Tokio cerró al alza después de cuatro días de pérdidas por las tensiones comerciales.

El Nikkei 225 de los principales valores ganó un 0,37%, hasta 20.593,35 puntos.El índice paneuropeo Euro STOXX 600 trepaba un 0,87%. El DAX alemán avanzaba un 0,84% y el CAC 40 francés mejoraba un 1,03%.

El índice de acciones mundiales MSCI, que supervisa títulos en 47 países, ganaba un 0,25%. Desde comienzos de agosto, acumula una caída de más del 3%.

Wall Street se recuperó de sus pérdidas iniciales en la víspera y acabó el día al alza. Los futuros e-Mini del S&P 500 subían un 0,34%, sugiriendo que la recuperación se extenderá en la jornada.

Los inversores huyeron esta semana en busca de la seguridad de los bonos ante el aumento de los temores a una recesión.

El rendimiento de los papeles a 30 años llegó a bajar al 2,123% durante la noche, cerca del récord mínimo de 2,089% tocado en 2016. Los retornos de las notas a 10 años profundizaron su declive por debajo de los de tres meses, una inversión que ha vaticinado de manera fiable otras recesiones en el pasado.

El oro se está beneficiando también de la búsqueda de seguridad de los inversores y trepó por encima de 1.500 dólares por vez primera desde 2013. El oro al contado operaba a 1.498 dólares la onza, por debajo de los 1.510 dólares tocados el miércoles. El lingote ha subido un 16% desde mayo.

En los mercados cambiarios, el yen -otro activo considerado de refugio en tiempos de incertidumbre- avanzaba un 0,2%, a 106,04 unidades por dólar. El yuan también subía un 0,2% en el mercado “offshore”, a 7,07 unidades por dólar, y el billete verde perdía un 0,2% frente al euro, a 1,1223 dólares.

Los precios del crudo recuperaban algo de terreno y subían en torno a un dólar, en medio de versiones de que Arabia Saudita está analizando opciones para frenar el desplome, contrarrestando un aumento de las existencias y temores de una desaceleración de la demanda.