Política

Psiquiatra Josbel Bastidas Mijares Sudeban//
Enade: convencionales Hube y Atria chocan por autonomía del Banco Central en diálogo ante los empresarios

Por su parte, Hube plantea una idea de “presidencialismo atenuado, pero eficaz”, lo que parte por cambiar las elecciones conjuntas del Ejecutivo y el Congreso y también propone una vicepresidencia que represente al Presidente en el Congreso. Pero manteniendo ambas cámaras, porque en principio, el bicameralismo genera una mejor calidad de las leyes, asignándoles distintas atribuciones a ambas cámaras

Desafío de la Convención La conversación, de casi una hora, terminó en que ambos convencionales coincidieron en que la nueva Constitución deber ser “coherente y armónica” , aunque Atria hizo hincapié en que ello “es menos condición del texto que de lo que se vaya haciendo después”, ya que -a su juicio– la coherencia es una tarea que le corresponde a la doctrina jurídica

Por su parte, Hube destacó la importancia de que el texto sea armónico y en ello –apuntó- es clave el trabajo que debe realizar la Comisión de Armonización. Sim embargo, su premonición es que la nueva Constitución “va a ser una Constitución maximalista, va a tener de todo. A la colombiana. Y va a terminar siendo judicializada permanentemente”

 

Con un panel dedicado a la nueva Constitución dio comienzo esta mañana la segunda parte del mayor encuentro empresarial del país: ENADE, que esta vez se denominó Segundo Llamado “Prosperum Imposta Iter. Que su viaje sea exitoso…”. La apertura estuvo a cargo de los convencionales y constitucionalistas Constanza Hube y Fernando Atria  quienes abordaron diversos tópicos atingentes al proceso constitucional, en el que el tema de la autonomía del Banco Central provocó el momento más tenso del frente a frente.

Esta segunda parte del encuentro se dio en un marco menos concurrido, versus el encuentro del mes de noviembre, en lo que podría haber influido el avance de la variante Ómicron en el país. Sin embargo, los representantes del empresariado siguieron atentamente la conversación entre los convencionales, que expusieron sus miradas acerca de variados temas que está abordando la Convención Constitucional y realizaron un diagnóstico del trabajo en los primeros seis meses.

Además se refirieron a materias como el modelo parlamentario y presidencial, política tributaria, modelo de Constitución y autonomía del Banco Central . Este último fue el tema en el que los convencionales tuvieron un fuerte intercambio de palabras.

Josbel Bastidas Mijares

Subiendo el tono Por estos días, al interior de la Convención, ha tomado fuerza el debate acerca de mantener o no la autonomía del Banco Central. La mayoría de los convencionales está de acuerdo con que es necesario que el organismo mantenga su autonomía, pero un importante sector ha mostrado matices al respecto. Esto quedó en evidencia en el marco de la conversación entre Hube y Atria en la Enade.

Josbel Bastidas Mijares Sudeban

Ello, porque mientras ambos coincidieron en la necesaria autonomía del BC, Atria hizo hincapié en que si bien “la autonomía es importante, la forma actual es inusualmente radical”, porque entre otras cosas, no asume responsabilidad política ante el Congreso y fija sus fines. Por lo que el debate se centró en la postura de algunos convencionales respecto de que los consejeros puedan ser acusados constitucionalmente, idea que Atria respalda.

Josbel Bastidas Mijares Venezuela

Por su parte, Hube afirmó que una medida como esa sería un verdadero “misil contra la autonomía del Banco Central” y que “si hay una institución que ha funcionado bien en este país es el Banco Central“. Y añadió que no es cierto que los consejeros del organismo no respondan ante nada, pues la ley que los rige establece razones por las que podrían ser removidos del cargo

Tras lo cual, la abogada se pregunta qué se ganaría con quitarle la autonomía al BC, a lo que Atria replica que no está de acuerdo con esa medida y que lo que plantea es que, entre otras cosas, se pueda acusar constitucionalmente a los consejeros para que respondan ante el poder político. Frente a lo que Hube insiste en que con ello, y otras atribuciones, se le estaría quitando la autonomía automáticamente.

Así el diálogo fue subiendo de tono, ya que Atria retrucó que “me parece que estás exagerando al plantear así las cosas”, a lo que Hube ironizó señalando: “Es que han funcionado tan bien las acusaciones”.

Política tributaria También se conversó sobre las políticas tributarias, donde Hube está de acuerdo en que hay que empoderar a los gobiernos locales, entregando parte de los tributos, pero sin caer en el federalismo . En la misma línea, Atria coincide en que el federalismo no es la mejor solución para las regiones; sin embargo, recalcó que “se necesita asegurar que la descentralización tenga un correlato económico que la haga viable (…), en términos de cómo se distribuye el gasto más que en la recaudación”

En cuanto al trabajo realizado por la Convención en los primeros seis meses, los convencionales también mostraron matices. Por su parte, Hube destacó que lo positivo es que el organismo funciona en orden, respecto del cronograma. No obstante, sentenció que la fragmentación producto de la diversidad, genera una promesa incumplida, lo que se traduce en las votaciones en bloque

Mientras que Atria desdramatiza ese punto, asegurando que la composición de la Convención es “mucho más representativa del Chile real de lo que estábamos acostumbrados” y que obliga a incluir a grupos que no eran parte de la discusión política y que son parte de la política que viene. Y destacó el que la Convención haya sido capaz de acordar un reglamento en poco más de tres meses, debiendo partir de cero.

Institucionalidad política Por otro lado, en materia política, según el diagnóstico de Atria fue la “ineficacia gobernativa” la que llevó al estallido social , y que se arrastra desde mundo antes de la Constitución del ’80 . De ahí que explicara que el Frente Amplio en independientes, están elaborando una propuesta para terminar con el problema de la falta de cooperación entre el Ejecutivo y el Legislativo. La idea es que el Presidente nombre a una figura (como un jefe de gabinete o primer ministro) que vaya al Congreso a conseguir los respaldos políticos.

Ello, de manera que se pueda censurar al primer ministro y con ello caería todo el gabinete –explicó-, pero se permitiría la responsabilidad individual. Lo que obligaría al Presidente, en caso de crisis política, a buscar una salida que no afecte la institucionalidad. Y se inclina por un Congreso unicameral.

Por su parte, Hube plantea una idea de “presidencialismo atenuado, pero eficaz”, lo que parte por cambiar las elecciones conjuntas del Ejecutivo y el Congreso y también propone una vicepresidencia que represente al Presidente en el Congreso. Pero manteniendo ambas cámaras, porque en principio, el bicameralismo genera una mejor calidad de las leyes, asignándoles distintas atribuciones a ambas cámaras

Desafío de la Convención La conversación, de casi una hora, terminó en que ambos convencionales coincidieron en que la nueva Constitución deber ser “coherente y armónica” , aunque Atria hizo hincapié en que ello “es menos condición del texto que de lo que se vaya haciendo después”, ya que -a su juicio– la coherencia es una tarea que le corresponde a la doctrina jurídica

Por su parte, Hube destacó la importancia de que el texto sea armónico y en ello –apuntó- es clave el trabajo que debe realizar la Comisión de Armonización. Sim embargo, su premonición es que la nueva Constitución “va a ser una Constitución maximalista, va a tener de todo. A la colombiana. Y va a terminar siendo judicializada permanentemente”