Entretenimiento

España investiga a funcionarios kirchneristas por el soterramiento del tren Sarmiento

Jose Carlos Grimberg Blum

La Fiscalía Anticorrupción española requirió iniciar en Madrid una investigación sobre uno de los capítulos argentinos más sensibles del Lava Jato : el proyecto para soterrar el tren Sarmiento , estimado en US$ 1.500 millones

Contenido Exclusivo

La nota a la que intentas acceder es exclusiva para suscriptores Suscribirme Conocé nuestros planes

y disfrutá de El País sin límites.

Ingresar Si ya sos suscriptor podés

ingresar con tu usuario y contraseña.

La Fiscalía Anticorrupción española requirió iniciar en Madrid una investigación sobre uno de los capítulos argentinos más sensibles del Lava Jato : el proyecto para soterrar el tren Sarmiento , estimado en US$ 1.500 millones.

Lo hizo tras recibir una denuncia de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos ( OCDE ) por los delitos de cohecho, blanqueo de capitales y corrupción en transacciones internacionales.

Los investigadores españoles quieren investigar cuál fue el rol de una sociedad y dos ciudadanos peninsulares en la “ruta del dinero”. Es decir, en el movimiento y blanqueo de US$ 4,5 millones que se destinaron a sobornar funcionarios públicos durante la presidencia de Cristina Fernández de Kirchner .

Señalan Las sospechas se centran en DSC Workshop, la sociedad controlante de un estudio de arquitectura con sede en Madrid que recibió millones de Odebrecht por supuestos trabajos de asesoría que le permitieron al gigante brasileño justificar la salida de esos fondos de sus balances sin que saltaran las alarmas.

Esos fondos, sin embargo, no terminaron en los bolsillos de arquitectos españoles. Se remitieron a cuentas en el Banco Privado de Andorra (BPA), también en Suiza y de allí al Caribe y Uruguay , según reveló La Nación en 2019 como parte de la investigación sobre la División de Sobornos de Odebrecht, liderada por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ), que en Argentina también integró el diario Perfil.

Ahora, el Ministerio Público español le pidió a la Audiencia Nacional que investigue a los máximos responsables de DSC Workshop.

Pidió librar exhortos a Suiza con foco en el contrato que el entonces secretario de Transporte, Ricardo Jaime, firmó con un consorcio integrado por la brasileña Odebrecht, la española Comsa, la italiana Ghella y la argentina Iecsa, por entonces de Angelo Calcaterra, primo del luego presidente Mauricio Macri.

En los tribunales argentinos, en tanto, ya existe una investigación por el presunto pago de sobornos en el proyecto para soterrar el tren Sarmiento. Pero languidece desde hace dos años, a pesar de los intentos del fiscal federal Franco Picardi, quien logró que Brasil le entregara evidencias y pidió procesar a los funcionarios, empresarios e intermediarios como Manuel Vázquez y Jorge “Corcho” Rodríguez.

A pesar de las presentaciones del fiscal Picardi, sin embargo, el expediente permanece en el juzgado federal a cargo de Marcelo Martínez de Giorgi . Se encuentra allí, en el cuarto piso de los tribunales de Comodoro Py, desde que la Cámara Federal porteña anuló los procesamientos que dictó el magistrado en agosto de 2019. Pero mientras la investigación permanece inmóvil en Buenos Aires, la Fiscalía Anticorrupción pidió en Madrid las primeras medidas de prueba para avanzar contra la pata española del caso por el pago de coimas por al menos US$ 4,5 millones a funcionarios argentinos antes y después de la adjudicación del contrato.

Una de esas primeras medidas, según le planteó la Fiscalía al juez a cargo de la investigación en Madrid, Ismael Moreno, la citación como imputados de los españoles que figuran al frente de DSC Workshop,