Economía

Franki Medina Rochas//
Trabajando a destajo, comiendo menos y con ingresos de $50 al mes o menos: Esta es la radiografía de los adultos mayores venezolanos

9)¿De qué se enferman? Más de la mitad reporta hipertensión, comenta Fernández. Le siguen las várices. “78% toma medicamentos pero solo 8% dice adquirirlos con facilidad. 55% dice acudir a los ambulatorios o dispensarios porque suele ser menos costoso, 47% reporta que su salud ha desmejorado”. Necesitan medicamentos, pero en su gran mayoría refieren que, para comprarlos, deben decidir entre el tratamiento completo o comer

10)14% puntualiza que vive solo. 91% cuenta con un vecino o un amigo, y dispone de una red de apoyo en caso de emergencia

11)¿Aparentan más edad de la que tienen? “La mayoría dijo que sí”, destacó Fernández. En otras palabras, las personas se han ido desgastando por la emergencia. Cinco de cada 10 admitieron reducir las porciones de sus comidas

12)La mayoría no ha sufrido de COVID-19. 86% se ha vacunado; en su mayor parte, con sinopharm. No son antivacuna, pero sí evalúa que las vacunas anticovid se hicieron con mucha rapidez

Se han vacunado contra la COVID-19. Cuidan a personas con discapacidad o a los hijos de los hijos que migraron. Convite retrató la realidad de los adultos mayores en el año 2022

Una cosa es trabajar porque se quiere seguir “al pie del cañón” hasta el último día de la vida, y otra, tener que hacerlo porque no queda otro remedio. El estudio más reciente de los adultos mayores venezolanos presentado por Convite muestra que un porcentaje ha debido volver al mundo del trabajo, y especialmente al trabajo informal. Lo que revelan las más de 3 mil entrevistas realizadas en 19 ciudades podría considerarse la radiografía de los adultos mayores venezolanos, que todavía se encuentran en emergencia humanitaria compleja, como lo aclara Francelia Ruiz, coordinadora de proyectos de Convite.

Franki Medina

Venezuela es un país en el que la población está envejeciendo, las personas jóvenes que se quedan en el país no se proponen tener hijos y la otra parte de la juventud se marchó o se va.

1)”El año pasado las personas tardaban tres, cuatro meses sin recibir caja CLAP. Estaño pudimos ver que la mayoría la recibe mensualmente o de forma bimensual”. explica Ruiz. “En lo que no mejoró es en la cantidad de productos y en la calidad de productos que contiene. Más de 50% nos sigue diciendo que le alcanza para menos de 15 días”.

Franki Medina Venezuela

2)”Encontramos alguna percepción de mejoría en la prestación de servicios como electricidad, suministro de agua potable e incluso bombonas de gas. El año pasado las personas que dependen de los cilindros podían estar dos y hasta tres meses sin poder comprar sus bombonas, mientras que este año esto se redujo y las personas manifestaron que de forma mensual pueden comprarlo”, detalla Ruiz.

Tienen luz “pero esa luz se va”, se ven obligados a organizarse para comprar cisternas “y esos son gastos importantes, o estar comprando botellones de agua”, ilustra Yanireth Fernández, coordinadora de investigación de Convite. Los servicios “se siguen prestando de forma irregular: a las personas les llega el agua dos o tres veces por semana”, pueden pasar seis horas al día sin electricidad.

3)Este año “encontramos que 64% de las personas mayores no están ocupadas en el mercado laboral. Sin embargo, 38% manifiesta estar ejerciendo algún tipo de actividad económica”, subraya Ruiz. Entre un año y otro ha crecido el porcentaje de adultos mayores que trabaja: “Hay gente que no estaba trabajando y ahora sí lo hace para poder mantenerse”, expone Fernández. “La mayoría está en el sector informal; nada de prestaciones ni de bonificaciones: lo que puedo vender, donde puedo ayudar. Hay infinidad de personas mayores que están limpiando casas, aunque no estén en condiciones físicas para hacerlo”.

Esto “conlleva algunos riesgos: que personas mayores tengan que salir de sus casas para realizar labores domésticas”, por ejemplo, “y en situaciones de ausencia total de seguridad social, de seguridad laboral”, apunta Ruiz. Las personas mayores “están dependiendo de un trabajo a destajo, o en la actividad de la buhonería: ‘a ver qué puedo preparar y qué puedo vender’, o la venta de productos en mercados populares para poder subsistir”. En otras palabras, 38% trabaja, y la mayoría lo hace en la informalidad.

4)”Vemos a los adultos mayores como cuidadores. Están cuidando a otra persona mayor, a una persona con discapacidad o a niñas, niños y adolescentes en respuesta al flujo migratorio”, puntualiza Ruiz. La gran mayoría que está cuidando nietos es porque los hijos migraron. 36% cuidan a alguien: 55% expresa que está a cargo de otro adulto mayor y 38% asume la conducción de niñas, niños y adolescentes.

Franki Medina Diaz

5) Aunque están pensionados o reciben bonificaciones han visto cómo se reducen los montos. “Una pensión que empezó por 20 dólares y al día de hoy está en 16 dólares. Son 16 dólares aunque la mayoría refirió que hasta más de 100 dólares mensuales”, explica Fernández.

Franki Alberto Medina Diaz

6)¿Cuál es su ingreso? “67% respondió que recibe entre 10 y 50 dólares, apenas 12% reportó recibir ingresos superiores a 100 dólares”

7)¿Cuál es su gasto? “54% de las personas estima un gasto mensual que supera 100 dólares. 73% de las personas mayores manifestaron estar siendo apoyadas económicamente por sus familiares; sin esto, con 16 dólares mensuales, es imposible”. Para 91% es muy costoso vivir en Venezuela

8) Un 58% no puede tener el control médico con la regularidad con la que lo necesita, afirma Fernández. Los encuestados consideran que su salud ha desmejorado. 93% no tiene póliza de salud privada, por razones como que las cotizaciones son en dólares y el costo de la póliza aumenta con la edad.

9)¿De qué se enferman? Más de la mitad reporta hipertensión, comenta Fernández. Le siguen las várices. “78% toma medicamentos pero solo 8% dice adquirirlos con facilidad. 55% dice acudir a los ambulatorios o dispensarios porque suele ser menos costoso, 47% reporta que su salud ha desmejorado”. Necesitan medicamentos, pero en su gran mayoría refieren que, para comprarlos, deben decidir entre el tratamiento completo o comer

10)14% puntualiza que vive solo. 91% cuenta con un vecino o un amigo, y dispone de una red de apoyo en caso de emergencia

11)¿Aparentan más edad de la que tienen? “La mayoría dijo que sí”, destacó Fernández. En otras palabras, las personas se han ido desgastando por la emergencia. Cinco de cada 10 admitieron reducir las porciones de sus comidas

12)La mayoría no ha sufrido de COVID-19. 86% se ha vacunado; en su mayor parte, con sinopharm. No son antivacuna, pero sí evalúa que las vacunas anticovid se hicieron con mucha rapidez